El año pasado tuvimos la ocasión de conocer Andorra por primera vez.

Fueron unos días de vacaciones estupendos y lo que vimos nos gustó. Tanto, que ya sabíamos que íbamos a repetir, ya que no tuvimos tiempo de disfrutar de todo lo que había. Este año hemos planificado las vacaciones de una forma diferente, pero sin olvidarnos que cada uno de nosotros tenemos nuestros propios gustos.

Si el año pasado disfrutamos descubriendo las rutas y senderos de sus montañas y valles, estas vacaciones queremos probar la nieve: ¡nos vamos a esquiar! . No somos muy aficionados, pero en Andorra el esquí se respira por los cuatro costados, así que nos fuimos con la promesa de que la próxima vez tendríamos que probarlo. Y estamos a unos día de cumplirla.

En Andorra hay dos grandes estaciones de esquí: Vallnord y GrandValira. Hemos reservado para un fin de semana en la estación GrandValira. Llegaremos el viernes a primera hora de la tarde y nos marcharemos el domingo después de comer.

Como es algo organizado con tiempo, hemos tratado de planificarnos el fin de semana lo mejor posible para poder realizar muchas actividades, al gusto de toda la familia y tratando de aprovechar lo mejor posible el fin de semana.

Como novatos precavidos que somos, nos hemos apuntado ya a un curso de esquí para debutantes. Dura 6 horas repartido en dos días y los imparten profesores de la estación GrandValira. Desconocemos todo del esquí, así que necesitamos ayuda hasta para colocarnos el material. Ni plantearnos acceder directamente las pistas y aprender a golpes. Se trata de aficionarnos a este deporte y asimilar las nociones básicas del mismo, nos dará seguridad a niños y mayores.

Curso esqui

Y ya que estamos, vamos a aprovechar otras actividades que ofrece la estación: aventureras, familiares, de relax, con perros tirando de trineos… Nos han llamado la atención estas tres:

Snow Tubing: El snow tubing es similar a lo que hay en los parque acuáticos, donde te tiras en un flotador gigante por un tobogán. En este caso, el tobogán es de nieve. Divertido para toda la familia, incluso para los niños mayores de 6 años, así que para nosotros es perfecto.

Snow Tubing

Tirolina: según la anuncian, es la tirolina más grande de los Pirineos. Tiene 550 metros de longitud y en algunos puntos alcanza los 40 metros de altura. ¡Emocionante! Ya nos hemos montado en otras ocasiones en otras tirolinas grandes como la que hay en Senda Viva, así que estamos deseando probarla. ¡Las vistas tienen que ser increíbles! Además, y a diferencia de otras, tiene la ventaja de que los niños también pueden lanzarse acompañados de un adulto, y como mis hijos no tienen vértigo, nos lanzaremos todos.

Construcción de iglús: También es una actividad para toda la familia, ya que pueden participar los niños a partir de 6 años. La verdad es que cuando lo hemos visto disponible no hemos dudado en apuntarnos. Tenemos todos mucha curiosidad en participar en la construcción de un Iglú cómo si fuésemos auténticos inuits. Va a ser divertido.

Iglu

Para un fin de semana son las tres actividades que tenemos programadas. Estamos seguros de que vamos a disfrutar en la estación, y que junto con el curso de aprendizaje que vamos a realizar, nos va a permitir pasar un fin de semana fantástico en Andorra.

¡A la vuelta os contaremos que tal nos ha ido!
Advertisement