Los cepillos de dientes de los niños

Para que toda la boca se desarrolle correctamente, el cuidado bucal debe comenzar desde que son muy pequeños.

1.- La boca del bebé, el primer año.
Los dientes empiezan a crecer en el primer trimestre del embarazo, pero no salen a la superficie hasta los seis meses de edad. Por tanto es muy importante cuidar la dentadura y acostumbrar a los niños cuando son pequeños a cepillarse y mimar su boca.

Antes de que le salgan los dientes al bebé se debe limpiar la boca con una gasa después de las tomas de leche y antes de dormir.

Cuanto cumpla 4 meses, se puede comenzar a utilizar un cepillo especial para bebés. Estos cepillos se caracterizan por tener un mango antideslizante y un cuello largo, para llegar bien y no hacer ningún daño a sus delicadas encías.

El cabezal almohadillado y los filamentos extra suaves ayudan a cepillar las encías y los dientes del bebé con suaves movimientos circulares por la cara interna y externa.

2.- De 2 a 5 años
Entre los 2 y los 4 años los niños comienzan a comer chuches y es el momento de que aprendan a cepillarse correctamente, para limpiarse bien los dientes después de sus comidas.

En la boca del niño siguen saliendo los primeros dientes y pronto tendrá el juego completo. Como ha empezado a cepillarse solo, debe usar un cepillo pequeño, con un mango ergonómico pensado para su edad, un cabezal delgado para llegar a todas partes y filamentos suaves para no dañar su boca.

Primero debe cepillarse los dos lados del diente, en vertical desde la encía y de abajo hacia fuera, las muelas en círculos y con paciencia.

La frecuencia del cepillado debe ser de 2 veces al día y hay que usar poca pasta de dientes.

3.- De 6 a 7 años
Entre los 6 y los 7 años, se comienzan a perder los dientes de leche y se comienzan a desarrollar los permanentes.

El cepillo suele tener un mango más grande porque su mano y su boca también han crecido. El cabezal es también mayor y con filamentos suaves, dispuestos en forma cóncava para rodear bien cada pieza y proporcionar una limpieza total hasta el último diente.

4.- A partir de los 8 años
A los 8 años los niños tienen ya una mezcla de dientes de leche y dientes permanentes, por lo que necesita un cepillo con filamentos de diferentes texturas para masajear todas las zonas de la boca.
Es conveniente que se cepillen 3 veces al día. Se pueden comenzar a usar hilos dentales y enjuagues bucales.


Categorías: Familia

Escribe un comentario