Los viajes en avión es algo que por su naturaleza les hará mucha ilusión realizar a nuestros hijos, pero tienen el problema de que en general suelen ser viajes largos y aburridos, y que según va pasando el tiempo del viaje puede ir transformándose en una pesadilla.

viajar con niños en avionVamos a ver algunos consejos para que el viaje pueda ser más entretenido y agradable para todos:

Vestuario
Está claro que tiene que ser ropa y calzado cómodos. Habitualmente en los aviones hace buena temperatura, con lo que no tenemos que ir demasiado abrigados.

Entretenimiento
Aquí depende sobre todo del niño: de su edad, de su forma de ser y de sus gustos. Hay que tener en cuenta que va a pasar mucho rato (horas) sentado en su asiento, con lo que habrá que pensar en varias alternativas:
– consolas: en general es la mejor alternativa. Puede pasar horas jugando, así que hay que llevar varios juegos y las baterías cargadas
– tablets y móviles: es una alternativa a las consolas. También podemos tener juegos que les gusten a ellos
– libros / comics: si le gusta leer, puede pasar parte del tiempo leyendo algún libro que le guste
– pizarras / plantillas para dibujar: una pizarra pequeña donde poder pintar y dibujar. Es otra alternativa para un rato
– Si van varios niños juntos, pueden jugar por ejemplo a las cartas (UNO)

Comidas y bebidas
Actualmente no se pueden pasar líquidos a la zona de embarque. Sin embargo si se pueden comprar en las tiendas del aeropuerto bebidas y meterlas en el avión. También, si llevamos un botellín vacio, lo podemos llenar una vez que pasemos la zona de control e introducirlo sin problemas en el avión. Por supuesto, dentro de avión también podemos comprar bebidas.
Con la comida no hay tanto problema ya que con nuestro equipaje de mano podemos llevar los alimentos que queramos: bocadillos, galletas o chuches que pueden entretener y alimentar a nuestros hijos durante el viaje.

Fin de viaje
Después de estar en el avión, más el tiempo de espera que hemos pasado antes en el aeropuerto, todos tenemos muchas ganas de salir, pero, antes es muy importante que revises que no te dejas nada. No cuesta nada echar un vistazo atrás y comprobar que hemos cogido los peluches, las consolas, la ropa o cualquier otro objeto que hayamos usado. Es mejor hacerlo antes de salir del avión, que lamentarnos horas después.