Recientemente la OMS ha informado de que el uso del los móviles puede provocar cáncer cerebral en la personas.

Una noticia que nos llama la atención porque casi todos tenemos al menos un teléfono móvil. Pero claro la OMS se refiere al riesgo de desarrollar cáncer en adultos, pero, ¿son peligrosos los móviles para los niños?

Cada vez y a más temprana edad nuestros hijos usan móviles. No es solamente que les dejemos hablar de vez en cuando con nuestro móvil. Cada vez hay más niños que a partir de los 12 años empiezan a tener su móvil, bien porque ha sido el regalo de la Primera Comunión o simplemente porque otros niños de su misma edad lo tienen.

Por otra parte, los móviles de última generación, sobre todo los táctiles como el iPhone o los que tienen Android, disponen de muchísimas aplicaciones y juegos. Juegos para todas las edades, incluso niños pequeños. Seguro de muchos de vosotros o vosotros mismos conocéis a padres que tienen uno de estos móviles y se lo dejan a sus hijos para jugar.

Pero, si para un adulto los móviles podrían favorecer el desarrollo de cáncer, no parece descabellado pensar que para un niño el riesgo será mayor.

En definitiva, yo me planteo varias preguntas:
– ¿debemos preocuparnos por el riesgo que supone el uso de los móviles para nuestros hijos o es simplemente una noticia alarmista?
– ¿debemos limitar el uso que hacen nuestros hijos de los móviles?
– ¿tenemos alguna forma de protegernos aparte de apagar el móvil?
– ¿debería venir el móvil etiquetado con el nivel de “radiación” que emite, y que nos permitiese como consumidores poder tener en cuenta ese valor a la hora de comparar los móviles?