Postales navideñas con niños

Ya casi está aquí. La Navidad está a la vuelta de la esquina y con ella un montón de cosas que tenemos que preparar: regalos, comida, decoración…. Y hay algo tan navideño como el turrón que muchos aún nos gusta practicar: las felicitaciones en forma de postales navideñas. En el mercado y también por internet, tenemos un montón de opciones: desde las más solidarias a las más formales o divertidas. ¿Y si este año nos proponemos algo más personalizado y las hacemos nosotros mismos con la ayuda de nuestros hijos? Una pequeña sesión de fotos casera y algo de imaginación, nos garantizará una felicitación única y entrañable. Nuestros niños estarán encantados de sentirse modelos y seguro que colaborarán con ideas y con la mejor de sus poses. Veamos cómo:

Sesión de fotos en casa
Podemos aprovechar una tarde del fin de semana, cuando no tenemos planes o el tiempo no acompaña y montar el estudio.
Dónde, hay muchas opciones. Colocando la decoración navideña, posando delante del árbol o del Belén, pandereta o zambomba en mano, sentaditos muy formales en el sofá, con su peluche preferido (si es de esos gigantes, mejor)…. Y si queremos algo más divertido… preparando algo en la cocina con un gorro de chef en la cabeza, tumbado en el suelo haciendo la foto desde lo alto de una silla, rodeado de todos los juguetes en su cuarto….
La ropa siempre acompañando la foto: elegantes delante del árbol o en el sofá, en pijama con el peluche o los juguetes, delantal y gorro (y un poquito de harina en la cara) en la cocina…..

Sesión de fotos en la calle
También podemos organizar una excursión a un lugar que nos guste especialmente y hacerles unas fotos en el entorno: en plena naturaleza o en algún rincón de nuestra ciudad (o un monumento) que nos guste mucho. Rodeados de árboles, lanzando al aire un montón de hojas, un fondo con un monte, un río, la playa, con una cesta “recogiendo” setas…. Y en la ciudad ¿quién se resiste a un cucurucho de castañas o unos churros calentitos? Nuestros peques estarán saladísimos aparentando que lo comen. Debajo de un paraguas y una sonrisa también es divertido (y si llevan botas de agua y están en medio de un charco, la diversión está asegurada)
Y la ropa… Más deportiva en el monte aunque sin olvidar el gorro y la bufanda y algo más “vestido” en la ciudad.

Para los que no tienen tiempo.
Es el momento de revisar las fotos que hemos hecho este año. Las del verano son perfectas, y escoger la que más nos guste, en la que estén más guapos o simplemente una que tenga un significado particular, nos costará menos que lo anterior y también será especial.

Postproducción.
Elegido el tamaño podemos decorarlas con cartulina o folios de colores. Elegimos el que mejor se adapte a la foto y la pegamos: tipo paspartú (como en los cuadros), o doblándolo como una postal tradicional y colocando la foto dentro (así podemos aprovechar la carátula para escribir un mensaje navideño)…
Si manejáis algún programa de fotos, podéis retocarla o incluso insertar el mensaje en la misma foto….

Y ya está. Sólo falta revelar nuestra pequeña obra y enviarla. Nuestros familiares y amigos comenzarán la Navidad con la dulce sonrisa de nuestros niños.


Categorías: Familia

3 Comentarios sobre “Postales navideñas con niños”

  1. sergi Dice:

    Hola me llamo Sergi y tengo 7 años.
    este año me he esforzado mucho pero.
    me he portado mal por favor quiero…
    la wii el botonicefa y en casa de la.
    Yaya quiero un avion que vuele mucho
    por favor¡¡

  2. hola soy thiago y soy un nene muy obediente. de ves en cuando hago renegar a mis papas. quisiera si me podes traer una bici y un cuatri y un regalo pa ra mi hermana la mas hermosa

  3. Lorena Dice:

    Lorena eres la mejor niña y sabemos que tienes un chupete si no lo tiras te traemos carbón. Adiós

Escribe un comentario