Nada más nacer nuestro bebé suele venir su primer desplazamiento en coche: desde el hospital hasta nuestra casa. Desde este primer desplazamiento hasta el que niño sea mucho mayor debe utilizar una silla en el coche adatada a su tamaño y su peso.

¿Qué silla elegir en cada momento?
La respuesta es sencilla, pero la primera vez parece que tenemos que realizar un máster para entender los nombres, tipos, características y homologaciones. Desde la Fundación Mapfre tenemos una información clara, sencilla y exhaustiva que puede contestar a todas nuestra dudas.

Grupos sillas infantiles coche

Elige la silla adecuada en función del peso de tu hijo:

- De 0 a 9 Kg: Grupo 0
Capazos o cucos para recién nacidos que se instalan en los asientos traseros, en posición transversal y con la cabeza del niño hacia el interior.
- De 0 a 13 Kg: Grupo 0 y 0+
Estas sillas permiten llevar al bebé tanto en la parte trasera como delantera, en este último caso siempre que esté desconectado el airbag. El bebé debe ir siempre orientado en sentido contrario a la marcha.
- De 10 a 18 Kg: Grupo I
Estas sillas sujetan al niño con arneses o cintas de sujeción que deben ajustarse según crece el niño, para evitar holguras.
- De 19 a 25 Kg: Grupo II
Están formadas por un cojín elevador con un respaldo, que permite adaptar el recorrido del cinturón de 3 puntos del vehículo a los sistemas de retención. En este grupo es ya el cinturón de seguridad del vehículo el que sujeta al niño, que podrá viajar tanto en el asiento delantero como en el trasero, en el sentido de la marcha.
- De 22 a 36 Kg: Grupo III
Es un cojín alzador que eleva al niño para que se pueda utilizar el cinturón de 3 puntos. Puede utilizarse en las plazas delanteras y en las traseras.

¿Podemos utilizar sillas que abarcan varios grupos?
No hay ninguna silla que se adapte desde el recién nacido hasta que el niño pese 36 Kg. Los fabricantes de sillas infantiles han creado sillas que abarcan varios grupos con sistemas extensibles o acolchados que se pueden retirar, pero no hay ninguna silla que sirva para todas las edades.

Es cierto, que el coste de las sillas no es despreciable, pero tenemos que pensar en ello como una necesidad por la seguridad de nuestros hijos.
Una alternativa para reducir el coste de la silla puede ser su adquisición de segunda mano y a su vez la propia venta de la misma cuando el niño ya no la va a necesitar. En muchas ocasiones las sillas quedan en perfecto estado después de su uso.

¿Cuándo puede nuestro hijo dejar de usar sillas infantiles?
Los alzadores o sillas del Grupo III están aconsejados para niños hasta 36 Kg, con lo cual una vez superados este peso pueden dejar de utilizarlos.

Por otro lado, recordad que está prohibido circular con menores de 12 años situados en los asientos delanteros del vehículo, salvo que utilicen dispositivos homologados al efecto. Excepcionalmente, cuando su estatura sea igual o superior a 135 centímetros, los menores de doce años podrán utilizar como tal dispositivo el propio cinturón de seguridad para adultos de que estén dotados los asientos delanteros.

Respecto de los asientos traseros del vehículo, las personas cuya estatura sea igual o superior a 135 centímetros y no supere los 150 centímetros, podrán utilizar indistintamente un dispositivo de retención homologado adaptado a su talla y a su peso o el cinturón de seguridad para adultos.