La fiesta de Halloween tiene su origen en la cultura céltica que se celebra principalmente en Estados Unidos en la noche del 31 de octubre.

Esa noche los niños se disfrazan para la ocasión y pasean por las calles pidiendo dulces de puerta en puerta.

Después de llamar a la puerta los niños pronuncian la frase “truco o trato“. Si los adultos les dan caramelos, dinero o cualquier otro tipo de recompensa, se interpreta que han aceptado el trato. Si por el contrario se niegan, los niños les gastarán una pequeña broma, siendo la más común arrojar huevos o espuma de afeitar contra la puerta.

Esta fiesta poco a poco se ha ido introduciendo en nuestro  país y cada año se ven más niños disfrazados para la ocasión. Desde aquí te proponemos algunas ideas para que puedas preparar el disfraz en tu casa:

Disfraz de fantasma
Disfraz de vela
Disfraz de esqueleto
Disfraz de vampiro
Disfraz de Monster High