Adrián o Adriano, nombre masculino de origen latino, procedente de la ciudad italiana de Hadria, importante puerto de mar en tiempos del imperio romano, que significa “el que viene del mar” o “Aquel que tiene cercano el mar Adriático”. Fue tal su relevancia, que dio su nombre al mar Adriático.

Festividad: 5 de Mayo

La innovación, la ingeniosidad y lo utópico, puede hacerle deslumbrarse en su propio espejismo interior. En busca de lo inédito no le arredra experimentar cualquier clase de nuevo camino con tal de conseguir satisfacer su originalidad.

Gran pensador, con mucha voluntad y creatividad, afectuoso y generoso.

Simpatía y sensibilidad para atraer la confianza de los demás.

Sus actuaciones están guiadas por la justicia y la honradez.

Riesgo de que la excesiva ambición le impida disfrutar de sus logros materiales.

Ama el color, las proporciones y el ánimo alegre. Le gusta sentirse complementado.

Es consecuente. Se expresa en la calidad, comodidad y utilidad del atavío personal.