KobenKoba es un proyecto cultural y turístico que ha convertido la cueva de Los Judíos, ubicada en el barrio de Sangrices (entre Carranza y Lanestosa), en el primer centro de interpretación del arte rupestre del paleolítico de Europa.

KobenKobaKobenKoba es una cueva que ofrece, con un recorrido subterráneo, un auténtico viaje al mundo Paleolítico, así como la posibilidad de conocer, de manera entretenida el primer arte de la Humanidad, plasmado en las paredes de las cavidades y rocas de todo el continente entre 35.000 y 10.000 años.

El centro muestra de forma entretenida cuáles eran las condiciones de vida del homo sapiens, cómo vivían y cazaban, y por qué realizaban sus representaciones artísticas.

Kobenkoba está dividido en tres zonas. En la primera galería se ubica el vestíbulo de unos 600 metros cuadrados. Con el nombre de “Un día en la vida de los cazadores paleolíticos“, muestra al visitante la forma de vida del hombre primitivo, gracias a esquemas y figuras tridimensionales que representan escenas de la vida cotidiana de los habitantes de la prehistoria.

En la zona norte, otra estancia, de unos 50 metros cuadrados, explica la forma en que se elaboran las pinturas rupestres. Este área se llamará “Cazadores y artistas en el mundo glacial“, y cuenta con una banda sonora explicativa sobre las técnicas empleadas para elaborar los emblemáticos grabados. Además, las explicaciones se mezclan con el olor de las hogueras o las ráfagas de aire glacial.

Por último, una tercera sala, de unos 70 metros cuadrados, “El esplendor del arte cuaternario europeo“, reune réplicas de algunos de los yacimientos pictóricos más importantes de Asturias, Cantabria, País Vasco y Francia (Altamira, Ekain, Lascaux, Pech-Merle). Cuenta con un recorrido lineal en el que pueden apreciarse las pinturas rupestres, a las que se une un espectáculo de fuegos lumínicos y efectos sonoros de tambores.

Dirección (ver mapa)
KobenKoba . Cueva de Los Judíos
Barrio Sangrices, Karrantza (Bizkaia)
Teléfono: 628576948

En KobenKoba se pueden ver escenas de la vida cotidiana de nuestros antepasados, tocar utensilios de sílex o asta, experimentar con ellos, oir los sonidos de un bosque paleolítico, saber cómo olía un hogar paleolítico, saborear los frutos del bosque,…Una cueva para visitar en familia.

El día lo podemos completar con las visitas de las Cuevas de Pozalagua, Karpin Abentura o cualquier otro lugar de Vizcaya o Cantabria.