Sara, nombre femenino de origen hebreo cuyo significado es princesa.

“Princesa”, es el significado de la palabra hebrea Sarai.

Festividad: 9 de Octubre

La historia de Sara nos rebela que fue una gran mujer no sólo por su belleza, sino también por su carácter y por su gran habilidad en el manejo de situaciones altamente conflictivas. Su nombre fue una premonición de lo que fue su vida.

Según cuenta la Biblia, Sara fue la esposa de Abraham y madre en su ancianidad de Isaac. Quizá por ello este nombre es signo de dureza, perseverancia y fecundidad, también es símbolo de coraje, audacia intelectual y comprensión profunda.

Suele ser impredecible, incluso para sí mismo en más de una ocasión.

Es exigente. Se distingue por su delicadeza. Ama el buen criterio y el misterio. Busca la aprobación.

Descubre las cosas ocultas o camufladas gracias a su mente perspicaz y penetrante.

Su excesiva actividad le supondrá un desgaste de la vitalidad.

Personalidad llena de optimismo, entusiasmo y no exenta de cambios bruscos.

Suave, cordial, sagaz. Ama la armonía de las formas y los métodos persuasivos. Le gusta sentirse alabada.