Según el último estudio de la Organización de Consumidores, organizar la Primera Comunión lleva un gasto aproximado de 3.600 euros, aunque en función del número de invitados puede llegar a los 6.000 euros.

La Primera Comunión era antes una celebración principalmente religiosa que ha ido evolucionando hasta convertirse en un acto social que tiene como protagonistas a los niños y donde las comuniones llevan asociados a un importante desembolso económico para las familias.

Pero ¿de donde salen estas cuentas?
- El traje
Una de las cosas que más ilusión le hace al niño en su Primera Comunión es el traje que llevará ese día. En cuestión de vestuario, las niñas resultan más caras que los niños. La razón es que requieren más complementos que ellos, lo que incrementa bastante el presupuesto.

Muchas niñas todavía quieren ser novias o princesas por un día. El vestido de organdí cuesta entre 300 y 500 euros, aunque se puede incrementar mucho más si se opta por un vestido a medida. Además habrá que sumar los complementos: peluquería, adorno el pelo, guantes, bolsito, zapatos, calcetines, medallita…, lo que aproximadamente pueden ser otros 300 euros más.

En el caso de los niños, el vestuario varía normalmente entre el traje de marinero, almirante o “de calle”. Los gastos oscilan entre los 120 euros del más económico hasta los 400 euros del traje de almirante. Además los complementos como zapatos, corbatas y cinturón incrementan el coste en otros 100 euros más.

Tampoco nos podemos olvidar del vestuario de los familiares más cercanos que puede llegar a suponer un gasto de 1.000 euros.

El banquete.
Sin duda es la parte de la celebración que es más costosa. Los menús suelen oscilar entre los 40 euros y los 120 euros (como los de una boda) con aperitivos, entrantes, marisco, dos platos y tarta de Primera Comunión.
El número de invitados también influye directamente en el coste, y donde actualmente esta cifra cada día se parece más al de una boda, invitándose a amigos y familiares más lejanos.

Asociado al banquete o al restaurante están aquellas actividades que se celebran con posterioridad a la comida y que van a entretener a los niños a la vez que permiten a sus padres disfrutar de la sobremesa. Lo normal suelen ser actuaciones de magos o payasos u otras distracciones como hinchables o mini-discotecas.

Los recordatorios
Recordatorios, fotografías, obsequios para los invitados y en algunos casos reportajes de foto y vídeo pueden convertir la Primera Comunión en algo inolvidable.
El precio de cada fotografía ronda aproximadamente los 4 euros y un reportaje completo los 300.

Para finalizar, la Primera Comunión puede culminarse con un viaje para el niño protagonista y su familia: PortAventura, EuroDisney, Warner Madrid o Terra Mítica