Este fantástico Zoo se encuentra muy cerca del centro de Santillana del Mar (Cantabria). Tan solo a 10 minutos andando, aunque lo más habitual es dirigirse en coche. La señalización para llegar es correcta y dispone de un parking a la entrada.

Zoo de Santillana del Mar

Dirección: (ver en el mapa)
Avenida Antonio Sandí 12
39330 Santillana Del Mar
Teléfono: 942 818 125

El Zoológico abre todos los días del año, desde las 9:30 hasta el añocher. Los precios son de 16 euros para los adultos y 9 para los niños de 4 a 12 años. Los menores de 4 años, podrán entrar grátis. También hay precios especiales para grupos (web oficial)

Es importante destacar que se trata de un Zoo privado y donde es posible realizar el “apadrinamiento” de los animales que allí están.

Para visitar el Zoo necesitarás aproximadamente 3 horas. Existe un recorrido, que mediante huellas en el suelo te va indicando una ruta a recorrer que permite ver todos los animales.

Durante el recorrido encontrarás una zona de picnic, y un café-bar donde sirven paella mixta, bocadillos y platos precocinados.

Los animales están distribuidos en las siguientes zonas:

Parque cuaternario
Inagurado en el 2003, está inspirado en el arte rupestre paleolítico. Reune en un mismo espacio la flora y fauna que debieron encontrarse los autores de las pinturas rupestres de las cuevas de Altamira. Aquí podemos ver bisontes europeos, caballos de esis, ciervos, jabalíes, renos ,linces, corzos, nutrias y osos.

Los primates
Desde mi punto de vista, la mejor zona del zoo, y donde están los orangutanes de Sumatra y los chimpacés. Ambas especies se han reproducido allí y a los niños les encatará ver a las crias de los orangutanes, jugando con juguetes iguales a los que ellos tienen en casa.

– Acuario y Terrario
Estos se encuentran en un edificio de dos plantas, donde lo primero que llama la atención al entrar es el calor y la humedad de su interior.
En la parte de abajo estan los acuarios con cientos de peces de diferentes tipos incluidas las temibles pirañas. También podemos encontrar  serpientes (boas, pitones) y cocodrilos pequeños.

Jardín de las mariposas
Este lugar es una autentica maravilla de la naturaleza, pero no todo el mundo puede visitarlo, porque una vez que entras te encuentras en una pequeña selva, donde las mariposas vuelan libremente por donde tu te encuentras. Si le tienes un poco de asco a estos bichos es mejor que lo veas desde afuera.

Al terminar la visita puedes dirigirte a la tienda del zoo, donde encontrarás un motón de souvenirs para poder llevarte y recordar aquello que más te ha gustado.