El descenso del río Sella es una actividad apta para todas las edades (niños a partir de 5 años). Su navegabilidad y sencillez hacen de él, un tramo en el que los piragüistas, pueden realizar la actividad por libre sin necesidad de la presencia de un guía.

Realizar el descenso del río Sella en canoa es una experiencia muy divertida que te permitirá pasar un día en contacto directo con la naturaleza. Sin prisas y sin estrés disfruta tranquilamente del río y su entorno.

Lo habitual es contratar el descenso con alguna de las múltiples empresas que organizan esta actividad y que puedes encontrar anunciadas por Internet y en el propio municipio de Arriondas.

La salida es desde Arriondas por la mañana. La empresa organizadora te proporcionará todo el material necesario así como un bidón estanco con un picnic. Sus monitores impartirán un cursillo de las nociones básicas del manejo del remo, descripción de la actividad, las canoas y el recorrido por el Río Sella.

El recorrido entre Arriondas y Ribadesella es de 12 kilómetros y la duración es de 4 horas aproximadamente, incluyendo el tiempo de la comida que se puede hacer en alguna de las muchas playas fluviales que se encuentran a lo largo del recorrido.

Una vez finalizado el descenso, se trasladará a los participantes al punto de inicio, donde cuentan con vestuarios y duchas.

Necesitarás llevar:
– ropa de baño
– calzado para mojar y que proteja los pies
– toalla y ropa seca para cambiarse.
crema solar protectora y una gorra para el sol

Suele haber canoas para 1, 2 o 3 personas:
K1 (una persona en cada canoa)
K2 (dos personas en cada canoa)
canoas para 3 personas: 2 adultos y un niño

Dos últimos consejos:
– Es conveniente realizar la reserva con unos días de antelación y así evitarte disgustos
– Dosifica tus fuerzas y retrasa la comida lo máximo posible con el fin de hacerla cuanto más tarde mejor.