Bioparc Valencia ha recibido a un macho de elefante africano llamado Pambo que procede del Parque de la Naturaleza de Cabárceno en Cantabria. Pambo nació hace 20 años en el Zoo de Basilea (Suiza).

Tras un largo viaje de más de 700 km y que ha durando más de 24h. se ha puesto en marcha la operativa especial de descarga en la que ha intervenido una grúa para desplazar el enorme cajón desde el camión hasta el interior de la zona de elefantes de Bioparc.

El macho de elefante africano ha salido voluntariamente del contenedor atendiendo las indicaciones de sus cuidadores y ahora pasará por un periodo de aclimatación a su nuevo hogar.

El traslado de este elefante se realiza por recomendación del Programa Europeo de Reproducción de Especies Amenazadas (EEP) para el elefante africano. La elección de Pambo es debida a su probada capacidad de reproducirse, como lo demuestra que en tan sólo tres años haya sido padre de dos crías. Es uno de los pocos machos reproductores de elefante africano que existen en Europa.

La movilización de un animal de estas dimensiones exige de una preparación previa del mismo, que posibilite la familiarización del animal con el cajón donde será posteriormente transportado. Pambo ha sido entrenado para poder entrar por voluntad propia al transporte y facilitar así todo el proceso al poder contar con su colaboración.

Los elefantes de los modernos zoos europeos son entrenados de forma habitual para su correcto mantenimiento. Los “entrenamientos médicos” son muy necesarios para enseñar y acostumbrar a estos particulares animales a que deben ser revisados y cuidados por los equipos veterinarios de los zoológicos.

Es por ello que personal especializado de Bioparc Valencia se ha desplazado previamente al Parque de la Naturaleza de Cabárceno para conocer los hábitos y formas de comportamiento del paquidermo y de esta forma facilitar su aclimatación en el zoo valenciano. Tras el periodo de descanso el animal pasará a la fase de adaptación a su nuevo hogar y a sus nuevos cuidadores y compañeras. Posteriormente se iniciarán los encuentros entre el macho y las hembras para poder cumplir el objetivo al que se debe su traslado a Bioparc.

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno está emplazado en una antigua mina de extracción de hierro a cielo abierto, sometida a un proyecto de recuperación medioambiental, cuya red de caminos, túneles y vías se han acondicionado para el paseo y para que los vehículos puedan circular y contemplar a los animales en régimen de semilibertad.

Situado a 15 km. de Santander, está considerado como uno de los destinos turísticos preferido por todos aquellos que visitan Cantabria o el norte de España. Cuenta con 750 Hectáreas, y fue inaugurado en junio de 1990.

La faceta científica desarrollada en Cabárceno ha convertido al parque cántabro en una referencia internacional en cuanto a la conservación de especies en peligro de extinción, siendo pionero en programas de reproducción de especies animales en cautividad, especialmente en el campo del elefante africano.